El Emperador Taizong de la dinastía Tang (618-907). El principal artífice de una de las dinastías más gloriosas de la historia de China


General Qui Xinggong. Relieve en piedra de la tumba del emperador Taizong (598-649)
 que insinúa su vigor físico y sus hazañas militares. Fuente


“Cuando uno usa un espejo de bronce, se puede ajustar la ropa y el gorro; cuando uno utiliza a los antiguos como un espejo, uno comprende el ascenso y la caída de un Estado; y, cuando uno utiliza a una persona como un espejo, se puede ver el éxito y los pasos en falsos. Siempre tengo estos tres espejos para evitar cometer errores”.

Emperador Taizong (598- 649).






Tras la reunificación por la dinastía Sui en el 589, China se mantuvo unida aproximadamente 300 años. Durante este periodo se convirtió en el modelo político y en el centro cultural de Asia oriental –destacando en poesía clásica y derecho-, floreciendo el budismo y el taoísmo, y se produjeron cambios importantes en el Gobierno y en la sociedad. Su economía, sus letras, sus artes y su fe religiosa se convirtieron en el tránsito de la China medieval a los tiempos modernos de Asia Oriental.

De las luchas que acompañaron la desintegración de la dinastía Sui (589–618), se fundó la dinastía Tang (618–907), sin que hubiese una ruptura brusca en la composición o la política del grupo gobernante, pues su propio fundador, Gaozu (618-626), se encontraba emparentado con la dinastía Sui y parte del funcionariado le había prestado servicio. La lucha por el poder fue muy prolongada y ocupó parte del reinado de Gaozu. En el 626, su segundo hijo, Li Shimin (598-649), asesinó al príncipe heredero y obligó abdicar a su padre. Éste, conocido como el Emperador Taizong (626-649), dirigió la consolidación de la dinastía más gloriosa del periodo medieval chino.

Li Shimin (598-649), conocido como el
 Emperador Taizong (626-649). Fuente
Conocida por su excelente administración, fuerte imperio, una cultura cosmopolita y confuciana, poesía fina, y el florecimiento del budismo y taoísmo; sin embargo, cuando Taizong ascendió al trono, se enfrentó a una economía -principalmente agraria- devastada por la guerra como resultado a una década de conflictos internos e invasiones extranjeras, incrementado por los episodios de malas cosechas en el norte de China. Para solucionar esta situación, el emperador y sus funcionarios distribuyeron tierras a los campesinos de entre 16 a 60 años, que pagarían los impuestos en especias, con la excepción de los monjes y monjas, las viudas, los enfermos, los discapacitados, los mayores de 60 años y aquellas regiones afectadas por malas cosechas, que no pagarían impuestos. Asimismo, para acabar con el descenso demográfico, rescató a las personas convertidas en esclavas o capturadas por los nómadas durante el periodo de guerra anterior y ordenó a los gobiernos locales que llevasen los matrimonios oportunos entre los solteros mayores de 20 años y las solteras mayores de 15 años.

Para la construcción de un gobierno eficaz, Taizong se basó en la meritocracia para designar al funcionariado. Para ello se estableció la realización de exámenes para el servicio civil como medio para reclutar a oficiales capacitados. Asimismo, castigó a los funcionarios corruptos, advirtiendo a su heredero para que expulsase a este tipo de individuos. Para ello, creó una serie de departamentos independientes que revisaban los actos ilícitos y los abusos cometidos por los funcionarios locales. Igualmente, alentó a sus principales ministros para que aportasen ideas y protestasen contras las políticas inadecuadas -destacando Wei Zheng, (580-645), que constantemente protestó contra las órdenes llevadas a cabo por el emperador e, incluso, en los asuntos personales de éste- ya que para Taizong, el tianxia[1] no estaba regido exclusivamente por el emperador, sino que debía gobernar con el conjunto de sus funcionarios. Su gobierno empleó tres departamentos principales que tomarían decisiones: el Departamento de Secretaría Imperial creaba edictos, el Departamento de Cancillería los revisaba y podían rechazarlos, y el Departamento de Estado ejecutaba los aprobados. Para ser un buen ejemplo para sus funcionarios, Taizong redujo el gasto destinado a los placeres, sobre todo en sus primeros años, incluso a costa de su propia salud, negándose a la construcción de un pabellón que escapase de las humedades por los problemas respiratorios que padecía.

Taizong atribuyó la paz que reinó durante su mandato y los éxitos que consiguió, a la práctica de un gobierno basado en la benevolencia confuciana[2], eligiendo a los legendarios reyes sabios Yao y Shun[3] como guía para su gobierno y las enseñanzas del duque de Zhou[4] y Confucio. Él consideraba que un buen gobierno consistía en elevar el nivel de vida de la población y, para ello, no impuso fuertes impuestos e intentó en no caer en hábitos lujosos o entrar en conflictos bélicos. Igualmente reformó el código penal para reducir los castigos crueles, actuando con cautela con respecto a la pena de muerte.

Territorio controlado por el Imperio Tang (618-907). Fuente 
El emperador Taizong consiguió acabar con los pueblos extranjeros hostiles al Imperio, incluso la mayor amenaza de todo el Imperio chino: los köktürks, también conocidos como los Tujue -confederación de pueblos túrquidos  que terminó constituyeron el primer Imperio Turco (siglo VI), y se convirtieron en una gran amenaza para el Imperio Chino durante la dinastía Sui y principios de la Tang-, proclamándose como Khan Celestial[5]  y estableciendo el control y domino chino en el territorio. Tras conseguir desarrollar una economía favorable y reunir y entrenar personalmente a su ejército, se lanzó a la guerra, aprovechando la debilidad interna de los köktürks, y como justificación a los continuos altercados que realizaban contra la población china, alcanzando la victoria en el 630. A pesar de haber creado una fuerte milicia, siempre fue reacio a usarla, a excepción de casos extremos como el de los köktürks o pueblos hostiles como el de Tuyuhun en Koko Nor (Mongolia). Jamás quiso entrar en conflictos costosos y no esenciales para la seguridad del Imperio y rechazó solicitudes de guerras. Además, trató con indulgencia y amabilidad a los líderes nómadas subordinados, atrayendo su lealtad en vez de su resistencia. Su gran y único fracaso en política exterior recogido por los historiadores chinos contemporáneos, fueron sus ataques fallidos contra el Reino Goguryeo (actual Corea del Norte) -que, junto a Baekje y Silla, formaban los Tres Reinos de Corea- en el 645 y 647, como justificación al ataque del nuevo gobernador de Goguryeo al Reino de Silla, que mantenía fuertes lazos amistosos con la dinastía Tang.

Los últimos años de Taizong se vieron empañados por las decepciones de sus hijos y herederos. El príncipe heredero estaba tan obsesionado con las costumbres nómadas que al final fue depuesto, y el hijo predilecto del emperador estaba demasiado involucrado en intrigas en torno a la sucesión para confiar en él. Finalmente, la sucesión recayó en un príncipe joven y débil que se convertiría en el emperador Gaozong, más conocido por ser el marido de Wu Zetian, considerada la única huangdi -emperador- de la historia de China, que por su propio reinado.



[1]天下, Todo Bajo el Cielo, concepto que denotaba el área asignada divinamente al emperador por los principios universales

[2] Parte del pensamiento de Confucio (551-479 a. n. e.), que defiende  el hecho de dejar vivir a otros para poder vivir uno mismo y ayudar a otros a lograr el éxito si queremos alcanzarlos nosotros mismos.

[3] Gobernantes mitológicos anteriores a la dinastía Xia (2207–1765 a.n.e.), que forman parte del conjunto de reyes mitológicos que crearon las instituciones y la civilización china.

[4] Miembro de la dinastía Zhou (1050 a. C. a 256 a. n. e.). Famoso por crear el concepto “Mandato del Cielo” -el “Cielo” bendecía al gobernante justo y castigaba al déspota y los periodos de crisis eran una muestra de signos de consunción de la vieja dinastía y legitimaba el papel de la nueva bajo un nuevo orden moral- como justificación al derrocamiento de la dinastía Shang (1765–1122 a.n.e.).

[5] Título de origen mongol que se otorgaba al máximo gobernante y que fue usado por las tribus medievales mongolas del norte de China y por la confederación xianbei a partir del siglo III


Bibliografía

BUCKLEY EBREY, PATRICIA, Historia de China, Madrid: La Esfera de los Libros, SL., 2009.

BROWN, MIRANDA y SCHIROKAUER, CONRAD, Breve historia de la civilización china,  Barcelona: Edicions Bellatera SL., 2006.

GERNET, JACQUES, El Mundo Chino,  Barcelona: Edición Crítica, 2005.

LILY HWA. “State Building in the Government of Tang Taizong”. The Forum on Public Policy. Universidad de St. Thomas. 2008.

MCMULLEN, DAVID. The Big Cats Will Play: Tang Taizong and His Advisors. Universidad de Cambridge. London. 2010.

----------------------------------------------------------------------------------------------------









天下 Todo Bajo el Cielo se encuentra bajo una licencia Creative Commons. La información de este blog está a libre disposición siempre que se deje constancia de la autoría del mismo. 


Este artículo también se encuentra en Témpora Magazine