Gengis Khan. El nómada mongol que conquistó gran parte del continente Euroasiático (I). Su ascenso


Figura de Gengis Khan a caballo. Fuente 
"Y dijo el Eterno: levantaré un pueblo que recorra los vastos espacios de la tierra para conquistar los moradores de otros pueblos. ¡Terrible pueblo! Sus caballos son más ligeros que panteras, más rápidos que los lobos en la noche. Esos jinetes vienen de lejos, pasan como una tempestad y se arrojan como el águila sobre su presa”.

(Hab., I, 7-10).



Atila, Gengis Khan o Tamerlán son nombres que están en la memoria de muchos. Estos grandes guerreros surgen en plena historia y en poco años convirtieron en suyo parte del mundo romano, el irano o el chino. Los autores antiguos los describieron como bárbaros, mandados por Dios como castigo a las viejas civilizaciones.  

Hacia el siglo XII el sur de China lo ocupaba el imperio nacional de los Song y por el norte, el reino tungús. En el noroeste de China se había formado un reino tanguto de afinidades tibetanas y al nordeste vivían los turcos uigures. Casi la totalidad de Asia la controlaban musulmanes y turcos de cultura árabe-persa.  Pero más allá del Asia sedentaria, mirando hacia el norte en los confines sibero-mongoles, se agitaba un gran número de tribus que habían permanecido en estado nómada y que pertenecían a las tres ramas de la raza altaica: turca, mongol y tongús. A pesar de esa división lingüística, la mayor parte de los nómadas de la alta Asia llevaban la misma vida, con el mismo clima y su parentesco étnico era muy parecido.

En el siglo XII, los mongoles se habían dividido en un gran número de ulus (1). Estas tribus independientes guerreaban entre ellas, además de las luchas contra sus vecinos los tártaros. En este periodo convulso de la historia de la estepa nació Temujinfuturo Gengis Khan- hacia 1155 y el 1167 (2), hijo de Yesugei, jefe del clan de los kiyat, que pertenecía a la tribu mongola de los borjigin, asentada en el valle del río Onon.

A los ocho años, Yesugei llevó en un viaje a su hijo Temujin para buscar a su futura esposa con una mujer en la tribu ongjirat -tribu a la que pertenecía la madre de Temujin, Hoelun, antes de ser secuestrado por Yesugei (3)-, pero por el camino fueron acogidos por Dei Sechen, de la tribu ongjirat, el cual acordó con Yesugei casar a Temujin con una hija suya llamada Bortre.

Tras el viaje de vuelta, Yesugei encontró a un grupo de nómadas de la tribu tatar, enemigos de los mongoles, y decidió unírseles, creyendo, seguramente, que su condición de huésped le protegería. Sin embargo, los tatar envenenaron su comida y éste murió dejando viuda a su esposa y a su concubina, y huérfanos a sus siete hijos. Ninguno de los hijos era mayor de edad y, por tanto, no podían hacerse cargo de la jefatura del clan. Tras su muerte, los nómadas levantaron el campamento, llevándose todo el ganado, a excepción de nueves caballos, y abandonaron a la familia de Yesugei. Los siguientes años fueron de gran dureza para todos los miembros de la familia, viviendo de la recolección de frutos y raíces y, cuando los niños pudieron empuñar un arco, de la caza.

Parece ser, según la Historia secreta de los mongoles (4), que un día unos ladrones robaron ocho de los nueve caballos de la familia y Temujin los persiguió con el caballo restante. Mientras seguía el rastro se encontró a un joven llamado Boorchu al que le contó su historia y se le unió en la búsqueda de los caballos robados, consiguiendo recuperarlos. Tras esta anécdota, Boorchu y Temujin entablaron un vínculo de amistad muy fuerte, convirtiéndose Boorchu en su seguidor y abandonando a su familia.

Cuando Temujin alcanzó la mayoría de edad –entre los mongoles era a los 15 años-, decidió visitar a Dei Sechen, quien le entregó a su hija Bortre. Tras el casamiento, Temujin marchó junto a dos de sus hermanos hacia Mongolia central, a las tierras de la tribu kereyit, para tratar con Togril, jefe del clan y anda (5) de Yesugei hasta que éste murió. Temujin consideró a Togril como su padre. Con esta maniobra estableció una relación clientelar con una de los clanes más poderosos de la estepa, proporcionándole apoyo. Con ello, Temujin comenzó su andadura en el ascenso en la jerarquía. Sin embargo, su fortuna empeoró de nuevo cuando la tribu merkit, de la que formaba parte el marido de la madre de Hoelun antes de ser secuestrada por Yesugei, decidieron vengarse y atacaron el campamento de Temujin por sorpresa, consiguiendo secuestrar a Bortre. Ante esta situación, Temujin pidió ayuda a Togril y éste se la ofreció, uniéndose a la causa otro jefe mongol de la tribu de los jadarat, Jamuka, cliente de Togril y amigo de la infancia de Temujin. Las tres fuerzas atacaron el campamento merkit y consiguieron rescatar a Bortre. Esta hazaña aumentó el prestigio de Temujin y le volvió a poner en contacto con Jamuka, uniéndose a su campamento. Al principio la relación fue bastante buena, pero la ambición de ambos de reunificar las tribus nómadas y convertirse en khan les llevó a enfrentarse. Parte de los seguidores de Jamuka lo abandonaron por Temujin hacia 1185, convirtiéndose este último en el líder de varios centenares de personas.

A partir de aquí hasta 1197, la historia se vuelve borrosa. La documentación es escasa y confusa. Parece ser que en estos años Temujin se enfrenta a Jamuka, venciendo el segundo. Pero la crueldad de Jamuka con los prisioneros hizo que muchos de sus seguidores cambiaran de bando y se unieran a Temujin. Parece ser que también fue en este periodo cuando lo eligieron khan hacia 1185 y 1197. Algunos autores justifican este hecho debido a la creencia de los participantes en la elección de que podrían controlarlo, cometiendo un grave error de apreciación. Asimismo, Togril fue depuesto como jefe de la tribu de los kereyit y obligado a huir, refugiándose en Temujin, que le proporcionó guerreros para recuperar su trono. 

A partir de 1197 vuelve a ver una documentación coherente de los hechos, gracias, en parte, a las crónicas chinas. Por esta fecha, la dinastía Jin, en su política de intervención en las estepas, decidió atacar a un grupo tatar. Para ello buscó colaboración entre los nómadas, en concreto en la tribu kereyit. Togril convocó a sus clientes, entre ellos Temujin. El ataque fue un éxito y Togril fue recompensado con el título de Ong Jan –rey-, y Temujin con el de chaut-quri –guardián de la frontera-(6).

Este vínculo entre Temujin y Togril poco a poco irá desvaneciéndose. Tras la muerte del khan naiman su confederación se había dividido en sus dos hijos, debilitándola. Togril aprovechó la ocasión y los atacó, pero en la noche apareció otro ejército de los naiman y Togril abandonó a Temujin, que tuvo que enfrentarse solo contra ellos. Sin embargo, Temujin decidió retirarse y los naiman persiguieron a Togril al que atraparon y derrotaron. Para sorpresa de todos, Temujin le prestó ayuda para recuperar lo perdido en batalla y perseguir a sus enemigos. Algunos autores confirman que este hecho desniveló la balanza y el líder mongol, de manera simbólica, había pasado a ser cliente de Temujin. Sea o no, lo cierto es que desde este momento comenzaran las disputas entre ambos por el trono de los kereyit. Asimismo, la lucha contra los naiman tuvo consecuencias para Temujin, ya que se corrió la idea de que éste terminaría controlando la estepa  si no lo detenía alguien. Ante esto, varios clanes respondieron nombrando khan universal a Jamuka en 1201 y tuvo lugar una lucha entre ambos, obteniendo la victoria Temujin.

Para 1202 organizó una expedición contra los tatar, que fueron derrotados. Antes del ataque, Temujin ordenó que el botín sería comunitario y prohibió a sus guerreros detenerse a saquear, algo impensable en la mentalidad mongola en la que cada guerrero se hacía con su botín. Actuaciones como éstas, pudieron ser las que llevaron a Temujin a convertirse en khan prácticamente de toda Asia.

En ese mismo año propuso a Togril casar a una de sus hijas con su primogénito Jochi, pero el hijo mayor de Tongril le pidió a su padre que rechazase la oferta. Durante los siguientes meses, enemigos de Temujin, entre ellos Jamuka, se reunieron con Togril para hablar de la amenaza que suponía Temujin para ellos y decidieron eliminarlo. En 1203 se enfrentó la coalición enemiga contra él, sufriendo una gran derrota y su ejército se disgregó.

Mientras que Temujin intentaba recuperar la confianza de sus seguidores que le habían abandonado, Jamuka trató de derrotar a Togril para hacerse con el control de los kereyit. Poco después, Temujin se sintió fuerte y sí consiguió derrotar a Togril, que murió en batalla y su tribu capturada o huida. Las recompensas fueron repartidas entre sus seguidores y las princesas de los kereyit fueron casadas con varones de su familia. A partir de este momento, se convirtió en el jefe de los kereyit y el dueño de Mongolia occidental y central. Los único que podían hacerle frente era la confederación de los naiman, al que se le unió Jamuka y otros adversarios de Temujin.

Hacia 1204 Temujin decidió batallar a sus enemigos con un ejército organizado en unidades de diez, cien y mil guerreros, cada una dirigida por un líder (7); consiguiendo la victoria y el reconocimiento casi completo de su liderazgo como único khan de los mongoles.

Durante todo 1205 se dedicó a consolidar su dominio en la estepa. Al año siguiente convocó un kuriltai (8) y fue proclamado Gengis Khan –el Khan universal, el rey universal-. Tras ello, proclamó varias reformas en las que aumentó el ejército –hasta llegar a la escalofriante cifra de noventa y cinco mil hombres-, y los comandantes fueron escogidos por su relación personal con Gengis Khan. Esto dio lugar al surgimiento de una nueva nobleza de carácter militar que era fiel al Khan. Asimismo, para acabar con la lucha entre clanes prohibió el secuestro de mujeres y los robos, y creó una administración imperial basada en la tradición uigur, que utilizaba su alfabeto.

Los siguientes pasos fueron siete décadas de luchas en las que los mongoles se extendieron por buena parte del continente euroasiático, convirtiéndose en el segundo imperio –tras el británico del siglo XIX- más grande la historia de la humanidad.
Extensión del Imperio mongol en su máximo apogeo. Fuente 

(1) Palabra que a su vez tiene el sentido de tribu y el de pequeña nación.
(2) Es bastante controvertida la fecha del nacimiento de Gengis Khan. Mientras que B. Pelegrado Alcaide, siguiendo al historiador Paul Ratchnevsky, se decanta por 1160 –fecha en la que Yesugei acababa de participar en un ataque contra los tatar en el que capturó a un jefe llamado Temujin-; T. Grousset elige la fecha de 1150, sin explicar sus razones de dicha elección.
(3) El secuestro de mujeres casadas –como la madre de Temujin- o no, era frecuente en la estepa, ahorrándose el secuestrador el precio de la novia a la familia.
(4) Primera obra literaria en lengua mongola que narra el ascenso al poder de Gengis Khan.
(5) Tras realizar un ritual basado en la mezcla de sangre en un cuenco que luego bebían, dos personas se convertían en hermanos. Como para los mongoles el alma residía en la sangre, los anda compartían su misma esencia y se creía que estaban unidos por lazos más fuertes que los hermanos biológicos.
(6) B. Pelegrado Alcaide p. 102 (2010)
(7) B. Pelegrado Alcaide p. 113 (2010)
(8) Asamblea en la que se reunían todos los líderes de tribus nómadas

Bibliografía

GROUSSET, T., El Imperio de las Estepas. Atila, Gengis Kan, Tamerlán. Madrid: Editorial EDAF, S. A., 1991.

PELEGERO ALCAIDE, B.,  Breve historia de Gengis Kan, Madrid: Ediciones Nowtilus, S. L., 2010.

RAMÍREZ BELLERÍN, L. (ed.), Historia secreta de los mongoles, Madrid: Miraguano, S. A. Ediciones, 2000.
----------------------------------------------------------------------------------------------------



天下 Todo Bajo el Cielo se encuentra bajo una licencia Creative Commons. La información de este blog está a libre disposición siempre que se deje constancia de la autoría del mismo.