Los mongoles que conquistaron China: el pueblo que inspiró a los dothraki de Juego de Tronos


"Y dijo el Eterno: levantaré un pueblo que recorra los vastos espacios de la tierra para conquistar los moradores de otros pueblos. ¡Terrible pueblo! Sus caballos son más ligeros que panteras, más rápidos que los lobos en la noche. Esos jinetes vienen de lejos, pasan como una tempestad y se arrojan como el águila sobre su presa”.

(Hab., I, 7-10).

Entre 1155-1167, nació en el valle del río Onon (actual Mongolia) un niño destinado a reunir a todas las tribus mongolas. Sus descendientes terminarían conquistando casi toda Eurasia, incluida China, donde fundó una nueva dinastía, la Yuan (1206-1367). A ese niño le pusieron el nombre de Temujin, pero pasaría a la historia con el nombre de Gengis Khan.

George R. R. Martin, autor de
  Canción de Hielo y Fuego. Fuente
Tanto la historia del conquistador mongol como la vida y las costumbres de sus paisanos, parece que inspiraron a George RR Martin para crear a los dothraki en Canción de Hielo y Fuego –novela fantástica ambientada en el medievo-. Perteneciente a una familia de clase media, estudió periodismo y trabajó como profesor en Iowa. Prolífero autor de novelas cortas en los años setenta, y ganador de varios premios, comenzó a escribir Canción de Hielo y Fuego, viendo la luz en 1996. En 2011 fue llevado a televisión por la cadena HBO, con el título de la primera de los cinco libros publicados hasta ahora, Juego de Tronos; consiguiendo un gran éxito y convirtiéndose en la serie con más premios de la historia.

La mayor parte de la geografía mongola se encuentra compuesta por mesetas y estepas; donde el desierto del Gobi cubre una amplia extensión de sur y de este. Hoy en día no tiene salida al mar, pero durante el siglo XIII sí. El pueblo dothraki habita en el Mar Dothraki: pastizales altos y tupidos de las planicies del interior de Essos –el más grande los cuatro continentes conocidos en la novela, al este de Poniente. Las llanuras se encuentran vacías, a excepción del pueblo dothraki, como les ocurre a los mongoles.

Comparación de las estepas mongolas con las estepas
 del Mar Dothraki en la adaptación de la serie televisiva. 

Físicamente los mongoles y los dothraki no comparten características. Mientras a los primeros se les ha descrito tradicionalmente con cuerpo corto, cabeza gruesa, miembros robustos, ojos no visibles y nariz plana; el pueblo dothraki es alto, corpulento, de piel cobre, ojos almendrados y cabello negro. Más recuerdan a los rapanui, habitantes de la Isla de Pascua.

Comparación del físico de un rapanui y los dothraki
Tampoco coinciden en sus vestimentas. La ropa tradicional mongola es el deel, usado desde hace cientos de años. Suelen llegar hasta las rodillas y se abren en abanico en la parte inferior. Son comúnmente azul, oliva, o burdeos, aunque los hay de distintos colores. Se abotona a los lados y suele tener un gran cinturón de seda. En los dothraki, la ropa parece realizada con lino y pieles, y llevan el pecho descubierto.

Comparación de ropa dothraki y deel mongol
Los dothraki viven en hordas conocidas como khalasares. Un Khalasar es un clan dothraki y es liderado por un jefe llamado Khal, cuyo poder y dominio pasan a su heredero, el khalakka. Los mongoles también vivían en ulus o tribus gobernados por un jefe que recibía el nombre de khan y luchaban entre ellos. Los dothraki no tienen asentamientos fijos al igual que los mongoles. Dormían en yurts, hábitats circulares con techos de cúpula, fácilmente instalados y desmontados, al igual que la de los dothraki.

Comparación de vivienda dothraki y yurts mongol
El caballo se encuentra en el corazón de la vida de los dothrakis y de los mongoles. Son indispensables en todo lo que hacen, sea en la lucha, la caza, el pastoreo o en el comercio. Son casi una deidad para ellos. Sin embargo, el caballo de los mongoles difiere en el físico del de los dothraki. Mientras que el de estos últimos son elegantes y esbeltos; el caballo de las estepas es robusto, de patas cortas y cabeza grande.

Comparación de caballo de las estepas mongolas y cabalo dothraki
La religión dothraki es el chamanismo, aunque su deidad principal es el Dios Caballo. Además creen que el Sol y la Luna son dioses y están casados. Para los mongoles, su religión también era el chamanismo y consideraban al caballo casi un dios.

La lengua que hablaban los mongoles era el mongol, perteneciente a la familia de las lenguas altaicas –un conjunto de 60 lenguas que se hablan en Asia Central. Los dothraki hablan el idioma dothraki, una lengua ficticia creada por David Peterson para la adaptación a la serie de las novelas de Juego de Tronos. Está formado por 2500 palabras  inspiradas en la descripción que hizo George RR Martin sobre la lengua, aunque también de idiomas como el ruso, el turco, el estonio, el inuktitut y el swahili.

Las bodas dothraki empiezan al amanecer y finalizan al atardecer. En ellas hay bebidas, comida, danzas y luchas. Una boda Dothraki sin al menos tres muertes se considera aburrida. La novia recibe tres regalos tradicionales: el látigo, el arco, y el arakh, que le cede a su marido. Al caer el sol, el marido consuma con su esposa el matrimonio. Las bodas mongolas eran organizadas a una edad temprana -8 o 9 años-. La casamentera le buscaba la pretendienta al varón y si los padres de ella aceptaban, el padre del novio los visitaba. Cuando cumplían la mayoría de edad se casaban en una fiesta en la que había bebidas, comida y danzas. Luego consumían el matrimonio.

El dosh khaleen es un grupo de viudas dothraki que viven en Vaes Dothrak –única ciudad de los dotrhaki. Son antiguas khaleesis, las esposas de los khal que han muerto. Son las únicas residentes permanentes de Vaes Dothrak. Disfrutan de gran honor y estatus dentro de los dothraki y sirven como profetas. Sus sirvientes son eunucos. Con los mongoles, cuando un khan muere, sus viudas siguen viviendo con el nuevo khan. Ya no tienen prestigio dentro de la tribu y se las trata como a una mujer más –sometida al hombre, aunque conmás libertad que la que tenían las mujeres griegas o chinas-. La situación de las viudas dothraki recuerda más, en parte, a las viudas de los antiguos emperadores chinos. Cuando el emperador fallecía, las mujeres eran enviadas a un palacio, dentro de la Ciudad Prohibida, donde no podían salir jamás de él. Solamente eran atendidas por eunucos. Estas, a diferencia de las dosh khaleen, caían en desgracia, solas, apartadas del exterior, y muchas terminaban suicidándose.

Khal Drogo comparte muchas características con Gengis Khan. Drogo es un rico khal dothraki, hijo de Bhardo. Antes de los treinta años lideraba el khalasar más grande del Mar Dothraki. Gengis Khan fue hijo de Yesugei, jefe del clan de los kiyat, que pertenecía a la tribu mongola de los borjigin, asentada en el valle del río Onon.


Dibujo de Gengis khan y khal Drogo
Entre los dothraki existe una profecía, el Semental que Monta el Mundo:

"Veloz como el viento cabalga, y tras él su khalasar cubre la tierra, hombres incontables, los arakhs les brillan en las manos. Fiero como la tormenta será este príncipe. Sus enemigos temblarán ante él, las esposas de los que se le enfrenten llorarán lágrimas de sangre y se desgarrarán las carnes. Las campanas de su pelo anunciarán su llegada, y los hombres de leche en las tiendas de piedra temerán su nombre [..] El príncipe cabalga, y será el semental que montará el mundo." (George RR Martin, cap. 46).

Según Ser Jorah Mormont –caballero exiliado; fue cabeza de la Casa Mormont hasta que huyó de Poniente por comerciar con esclavos-, el semental es el khal de khals. Unirá a los dothrakis en un khalasar y cabalgará hasta los confines de la tierra. Posteriormente se predijo que el hijo de Daenerys Targaryen – hija menor del rey Aerys II Targaryen y la reina Rhaella, contrajo matrimonio con Khal Drogo- y Khal Drogo, Rhaego, sería el Semental. Sin embargo, el hijo de Daenerys muere antes de nacer.

Temujin –o Gengis Khan- consiguió vencer a sus enemigos y unir a las demás tribus nómadas antes de los cuarenta o cincuenta años –según la fecha que escojamos de su nacimiento. En 1205 fue proclamado Gengis Khan, que significa el “rey universal”. Tras su muerte, sus descendientes conquistaron gran parte del continente euroasiático, convirtiéndose en el segundo imperio –tras el británico del siglo XIX- más grande la historia de la humanidad.

Si los dothraki consiguen unirse bajo un khal, es algo que todavía está por leer en los libros -o ver en la serie de televisión-. Si al final luchan contra Poniente, éste podría representar, hipotéticamente, a China. Aunque Poniente tiene más similitudes con la historia del Reino Unido, si lo trasladamos al mundo oriental y lo comparamos con el mundo mongol, sería China. Poniente se encontraba dividido en varios reinos independientes hasta la unificación por los Targaryen, al igual que China hasta la unificación de los Han (206 a.n.e. – 220 n.e.). Poniente representa la civilización y el Mar Dothraki lo incivilizado, al igual que para China –que representaría lo civilizado- las tribus nómadas del norte –los mongoles- son salvajes incivilizados con los que luchan constantemente a lo largo de su historia. Kublai Khan -el mismo que conoció Marco Polo en su viaje a China-, nieto de Gengis Khan, terminaría convirtiéndose en el primer emperador chino de etnia mongol con la fundación de la dinastía Yuan (1206-1367).

Como hemos visto, los dothraki, los nómadas de Essos, a los que le hemos cogido cariño los amantes de la saga creada por George RR Martin gracias a Khal Drogo, encuentran muchas similitudes con los mongoles, aunque también encuentra discrepancias. Seguramente el escritor ha utilizado otras culturas –como la rapanui para el físico-; sin embargo, por desconocimiento no lo he incluido. A pesar de todo, parece ser que su principal fuente de inspiración fue la historia de las tribus nómadas del norte de China y, en concreto, la historia de Gengis Khan.


BIBLIOGRAFÍA

BOCK, S., Los hunos: tradición e historia, Universidad de Murcia, 1992.

GERNET, J., El mundo chino, Editorial Crítica S. L., Barcelona, 2005.

GROUSSET, T., El Imperio de las Estepas. Atila, Gengis Kan, Tamerlán, Madrid: Editorial EDAF, S. A., 1991.

MARTIN, G., Juego de Tronos: Canción de hielo y fuego, Barcelona: Ediciones Gigamesh, 2002.

PELEGERO ALCAIDE, B., Breve historia de Gengis Kan, Madrid: Ediciones Nowtilus, SL, 2010

RAMÍREZ BELLERÍN, L. (ed.), Historia secreta de los mongoles, Madrid: Miraguano, S. A. Ediciones, 2000


----------------------------------------------------------------------------------------------------
Artículos relacionados…



天下 Todo Bajo el Cielo se encuentra bajo una licencia Creative Commons. La información de este blog está a libre disposición siempre que se deje constancia de la autoría del mismo. 


Esta entrada también se encuentra en Témpora Magazine