Cuatro grandes inventos chinos




Deberíamos notar la fuerza, el efecto y las consecuencias de las invenciones, que nunca han sido tan manifiestas como en aquellos tres inventos desconocidos por los antiguos, es decir, la imprenta, la pólvora y la brújula, ya que estos tres han cambiado la apariencia y el estado del mundo entero”.

Francis Bacon


El título de “Cuatro grandes inventos chinos” no fue idea de los chinos, sino de expertos extranjeros con una visión objetiva sobre la civilización china, cuya validez cultural es reconocida por la comunidad internacional.

Los cuatro inventos fueron considerados como contribuciones importantes del pueblo chino al desarrollo científico y tecnológico del mundo, porque tuvieron un significado relevante para los intercambios entre Oriente y Occidente y, en particular, desempeñaron un papel dinámico en el desarrollo del capitalismo europeo. Sin embargo, no reflejan completamente y de manera precisa los éxitos científicos y tecnológicos de la antigua China, que rebasan con mucho ese ámbito.

La brújula
Zhi Nan Che. Fuente
Según la leyenda, durante una batalla entre la tribu dirigida por el emperador Yan (uno de los principales personajes de la mitología china) y la de Chiyou (dios de la guerra), las tropas del primero fueron derrotadas en muchas ocasiones debido a la gran niebla que los envolvía. Yan pidió ayuda a Huangdi, el Emperador Amarillo, y éste fabricó un carro con un compás que apuntaba al Sur y se lo entregó a Yan para que se orientara entre la niebla, obteniendo la victoria.

Según los registros históricos, durante el siglo III, Ma Jun fabricó un carro dotado de compás magnético conocido como Zhi Nan Che. El vehículo que apunta hacia el sur está equipado con un compás magnético y un sistema complicado de transmisión por engranajes, que permite que una figura humana señale siempre al sur. En la dinastía Song del Norte (X-XI), Shen Kuo describió detalladamente varias maneras de fabricar el carro.

China fue el primer país en navegar en el mar con la bruja magnética. A principios del siglo XII, el Gobierno de la dinastía Song del Norte envió una flota de barcos a la península de Corea. Durante la travesía nocturna, los tripulantes encontraron el rumbo correcto valiéndose de la brújula magnética.

A través de la Ruta de la Seda, la brújula fue llevada por los comerciantes a los países árabes y luego a Europa, donde se utilizó para la navegación marítima a mediados del siglo XII.

La pólvora
La pólvora es uno de los logros científicos y tecnológicos más representativos de la antigua China. Fue inventada por unos alquimistas de la dinastía Tang (siglo VII-X), cuando estos intentaban elaborar píldoras de la inmortalidad, mezclando azufre, el salitre y el carbón. Posteriormente, en las dinastías Song del Norte y del Sur se extendió el uso de este polvo explosivo.

En chino, pólvora se dice huo yao. “huo” significa fuego y “yao” medicina. En la medicina tradicional china, el azufre y el salitre eran materiales medicinales. Ambos son sustancias importantes en el tratamiento clínico.

Sum Simiao. Fuente
Los alquimistas no habían obtenido un medicamento para la inmortalidad, pero habían obtenido muchas experiencias y conocimientos químicos. Descubrieron que el azufre es un elemento químico muy activo, tóxico e inflamable. Al calentar el polvo mezclado con el azufre, el salitre y el carbón, la primera sustancia se quema parcialmente, lo que reduce su poder inflamable y su toxicidad. Este método alquimista fue denominado “Control del azufre” por Sum Simiao, célebre médico y farmacólogo de la dinastía Tang, en su Libro clásico sobre la Alquimia. Tras muchas pruebas sobre la base de esta receta, Sun Simiao descubrió que la combinación en ciertas proporciones de dichas sustancias produce una explosión. Después de dominar esta doctrina y definir la proporción de sus ingredientes, tras numerosos experimentos y profundos estudios, los artesanos de la industria militar convirtieron la pólvora en un explosivo controlable.

En la dinastía Song del Norte, Zeng Gongliang, experto en ingeniería, anotó en su obra Wujing Zongyao (Compendio sobre Clásicos Militares, 1044) tres fórmulas de producción de pólvora para cañones, las bombas de humos tóxicos, y las bolas de fuego con espinas de hierro. Estas fórmulas muestran que el contenido del salitre supera el volumen total del azufre y el carbón, y se asemeja a la proporción de la pólvora negra de la actualidad.

En la misma época imperial se fabricaron distintos tipos de armas de fuego, entre las cuales se distinguía el Tu Huo Qiang, parecido a la lanza de fuego, considerado como el origen de los cañones y fusiles modernos. En el siglo XIII, durante la conquista de Asia Central, las tropas de la dinastía Yuan llevaron al mundo árabe las técnicas de fabricación de armas de fuego. Luego, los árabes las transmitieron a las naciones europeas. El primer registro de producción de pólvora en Europa data de 1327.

El papel
En todo el periodo de la antigüedad, el papel fue vehículo de singular importancia para divulgar y conservar los orígenes de la civilización, en especial las investigaciones y los trabajos de pensadores, liberatos, políticos, científicos e historiadores. Una buena parte de la civilización moderna se guarda en papel: libros, periódicos, cartas, cuentas y archivos.

Cai Lun. Fuente
La escritura china ha atravesado por distintas etapas: al principio, se grababan caracteres en los huesos de animales y caparazones de tortuga. Luego, estos caracteres se tallaron sobre objetos de bronce. En los Periodos de Primavera y Otoño, y de los Estados Combatientes, los antepasados escribían sobre tablillas de madera, bambú y sobre seda. En comparación con los huesos y piezas de bronce, las tablillas de bambú y las telas eran más convenientes, porque se podían usar repetidamente, y las letras escritas en ellas podían corregirse.

Sin embargo, las tablillas de bambú o madera pesan y ocupan mucho espacio. El avance social exigió un material más barato, ligero y conveniente para escribir. Bajo la dinastía Han del Oeste (II a.n.e.-I n.e.), los chinos aprendieron a fabricar el papel. Prueba de ello fue la pieza de fibras de ramio y cáñamo descubierta en 1957 en el distrito de Baiqiao, bajo la jurisdicción de Xi´an.

El papel antiguo era áspero y no era bueno para escribir. Durante la dinastía Han del Este, Cai Lun realizó una reforma revolucionaria en la fabricación del papel, a la cual agregó materiales como corteza de árbol, hierbas de cáñamo, telas usadas y redes de pesca. Los sometió a remojo, se les hirvió con cenizas vegetales, se les lavó y luego fueron machacadas en un mortero hasta convertirlos en una pulpa. Luego extendió la mezcla sobre una superficie y lo dejó sacar. Esta técnica ha ido perfeccionándose constantemente a lo largo de la historia.

El papel fue llevado a Corea y Vietnam, en el siglo VII a Japón, en el siglo VIII a los países árabes, que lo llevaron a mediados del siglo XII a Europa y en el siglo XVI a Sudamérica. Durante casi dos milenios, hasta el siglo XVIII, China fue líder mundial en la producción de papel.

La imprenta
La imprenta se divide en dos partes: la xilografía y la tipografía. Esta última fue inventada por Bi Sheng (ya tratado anteriormente enotra entrada al blog). En tanto, la xilografía fue creada por los chinos entre las dinastías Tang y Sui, según el sellado y la copia con tinta de las inscripciones en las tablas de piedra, inventados en los Periodos de Primavera y Otoño, y de los Estados Combatientes. La fabricación del papel y la tinta tuvieron un impacto mayúsculo en la invención y mejoramiento de la tecnología xilográfica.

La invención del proceso xilográfico partió de un texto escrito con tinta sobre un papel transparente, que los artesanos pegaban sobre una tabla. Luego, grababan en relieve los caracteres dorsales. Con tinta negra pintaban la tabla tallada, que cubrían entonces con un papel blanco, tras lo cual presionaban el mismo con esmero usando una brocha. De este modo, lograban una copia del texto en versión impresa.

Xilografía. Fuente
La primera obra xilográfica de China fue el Diamante Sutra, estampado en el año 868 durante la dinastía Tang. En el periodo de las Cinco Dinastías, entre los años 907 y 960, las autoridades de diferentes imperios hicieron grandes esfuerzos para imprimir las obras clásicas. En ese periodo aparecieron muchos talleres de impresión populares. En la dinastía Song se dio a conocer otra Sutra importante, Tripitaka, en versión impresa, con más de 130000 bloques grabados en madera.

La tecnología de la imprenta china fue introducida primero en la península de Corea y posteriormente a Japón. En el siglo XII llegó a Egipto y doscientos años después a Europa.

Más tarde, Bi Sheng inventó la imprenta de tipos móviles (pincheaquí para leer más), técnica que luego aplicaría Gutenberg en el siglo XV para la técnica tipográfica.

Tipos móviles. Fuente


Bibliografía

Deng Yinke, Inventos de la Antigua China, Madrid: Edición Popular, 2013


Artículos relacionados…